07 marzo, 2013

UN JAPONÉS EN PARÍS


LA BAILARINA 
Ogai Mori. 
Editorial Impedimenta, Madrid, 2011.

Durante la era Meiji, muchos fueron los intelectuales japoneses que salieron al extranjero para aprender de primera mano la sabiduría de Occidente. Algunos escritores ilustres formaron también parte de esta decidida expedición que tenía como trascendental misión cambiar el rumbo de un país que había vivido ensimismado durante siglos. Entre estos hombres, conscientes de que en sus manos se dejaba una gran parte de la responsabilidad que suponía cambiar el rumbo de la historia de su país, había algunos jóvenes escritores. Entre ellos Ogai Mori (1862-1922), que residió durante un tiempo en Francia.

Fruto de sus andanzas parisinas, el relato La bailarina recoge la experiencia de este autor en un mundo extraño recreado con las nuevas armas literarias adquiridas gracias al contacto con la literatura occidental; por ejemplo, el empleo de la primera persona para relatar las experiencias vividas, que no era propio de su nativa literatura japonesa.

Las calles de París se convierten en un escenario singularmente descrito por un mundano joven japonés que finalmente ha de rendirse al peso de las convenciones sociales de una sociedad, la suya, a la que tiene que rendir cuentas aunque esté a muchos kilómetros de distancia.

En La bailarina, Ogai Moiri describe una relación amorosa inverosímil, pero llena de encanto y pasión,  a través de una prosa sencilla y directa que deja aflorar el perfume del rosal de sus sentimientos sin privarnos de pincharnos con sus afiladas espinas.

Mª ÁNGELES ROBLES

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya está corregido. La errata no es imputable a la autora, sino a mí, que, al editar el texto, quise introducir ese dato biográfico y lo hice con evidente descuido. Mis disculpas, y gracias por leernos.

      Eliminar

ESTE BLOG ASPIRA A SER UN LUGAR DE INTERCAMBIO DE IDEAS ENTRE INTERLOCUTORES QUE SE EXPRESAN EN IGUALDAD DE CONDICIONES. POR TANTO, NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS ANÓNIMOS.