28 junio, 2013

UNA VOZ PARA MUCHAS VOCES

Cada cual y lo extraño.
Felipe Benítez Reyes.
Editorial Destino, Barcelona, 2013

Decir que un libro de Felipe Benítez Reyes es bueno no es decir mucho, todos los suyos lo son. Pero, en ocasiones, este es el calificativo rotundo que merecen los textos salidos de la mano de un maestro contemporáneo que ha sabido mantener intacta la esencia de un estilo propio que ha ido puliendo a través de los años en cada nueva entrega. Es el caso de Cada cual y lo extraño, su última colección de relatos. El lector de Felipe Benítez Reyes encontrará en estos cuentos una voz madura que cada vez tiene más cosas que contar, con intensidad y con certeza. Sin alardes.

El libro se estructura como un almanaque. El paso del tiempo, las estaciones, ponen telón de fondo a las historias de una serie de personajes acechados por los caprichos insolentes del destino, de lo imprevisto. Hay  melancolía, pero no angustia, hay humor sin amargura, hay, sobre todo, buena literatura, esa que llega honda al lector y resuena, como un eco, en su propia historia.

Cada cual y lo extraño es, además, un libro muy personal. No sólo porque recoge un puñado de lo que podríamos llamar historias verdaderas. Quizás eso sea lo de menos. Es personal porque tiene una enorme capacidad para llegar al lector, lo refleja y lo amplifica para ayudarlo a vivir ese otro lado, inquietantemente posible, de su personal historia.

Cada cuento es diferente. No hay más hilo conductor que aquel que determina el azar que todo lo cambia. Porque en todos ellos hay un cambio, a veces tan extremo como la muerte, que marca la dicha o la desdicha de los protagonistas. Felipe Benítez Reyes pone voz propia a cada uno de ellos. Nos ayuda a escuchar la voz clara del joven que se sorprende ante la desnudez por primera vez contemplada, la del estudiante que se ve envuelto en un fraude sentimental, o las del hombre y la mujer que rumian sus desdichas en los camarotes y discotecas de un aterrador crucero…

Cada cual y lo extraño nos adentra a en un mundo donde las ilusiones, las alegrías y las desdichas resuenan alentadas por la mejor de las prosas. El lector puede disfrutar de estas historias. Pero hay más: una capacidad extraña de permanecer en el retropaladar de la conciencia. Pasen y disfruten.

Mº ÁNGELES ROBLES
Reseña exclusiva para LA RONDA DEL LIBRO

1 comentario:

  1. Con todos los respetos, cuidado con lo de los diferentes personajes, pues Benítez Reyes puede estar jugando perfectamente con la "autoficción".

    ResponderEliminar

ESTE BLOG ASPIRA A SER UN LUGAR DE INTERCAMBIO DE IDEAS ENTRE INTERLOCUTORES QUE SE EXPRESAN EN IGUALDAD DE CONDICIONES. POR TANTO, NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS ANÓNIMOS.