13 septiembre, 2013

GARROTE VIL

LA PASIÓN SEGÚN SATANÁS.
Marcelino Izquierdo Vozmediano
Editorial Buscarini, 
Logroño, 2012.


El año pasado felizmente pudimos encontrar una buena cosecha de novelas históricas, dignas de festejos y premios literarios, obras originales que trajeron consigo, al fin, la renovación de un género de calidad devaluada en nuestro país por la constante repetición de tramas con héroes idénticos, exentos y neutros, así como de ambientaciones folclóricas y temas muy manidos. Pues bien, una de las que rompieron el gris panorama es ésta que aquí presentamos.

En concreto, la novela que comentamos desarrolla la historia de la última víctima riojana del triste garrote vil, José García Barriobero “Satanás”, cuyo ejecutor precisamente sirvió de molde y ejemplo para esa obra maestra cinéfila que fue El Verdugo de Berlanga.  Un tema atractivo que sirve para desplegar ante nuestros ojos todos los elementos oscuros que caracterizaron a la penosa posguerra: el contrabando inevitable, la omnipresente iglesia, la mujer denigrada y reprimida, la Administración represora y los prepotentes señoritos. Ambiente descrito con maestría, capacidad de síntesis, de observación y de análisis que incluso llega a  desplazar a los personajes de nuestra atención para asombrarnos con el cuadro exacto que traza Marcelino Izquierdo de aquel Logroño de los cuarenta, verdadero protagonista de la novela. Un Logroño por el que nos paseamos expectantes pero seguros, en la confianza de que nos viene reflejado con la mayor fidelidad posible.

Hábil en recursos, el autor no sólo se sirve de una voz narradora singular, Bernabé Fontecha, un camarero con “ínfulas de juntaletras” con el que podemos identificarnos, sino que también emplea estupendas escenas de época (la matanza de un cerdo, la vida en los cafés o en las pensiones, tácticas de contrabando) e incluso no duda en incluir recetas propias de la región, como el manzanate, hasta hacernos sentir perfectamente integrados en ese espacio y en aquel tiempo. Más aún, el conjunto resultante nos conduce a no echar tanto de menos prosas elegantes e incisivas, propias de otras épocas mucho más fértiles que esta, porque los magisterios alcanzados por escritores como Francisco García Pavón, Gonzalo Torrente Ballester o Ramón J. Sender tienen aquí su reflejo indudable y su influencia, continuando así con esa tradición española costumbrista donde hemos alcanzado altas cotas de calidad que, por  razones comerciales o de moda, tenemos abandonada.

Asimismo cabe señalar que, a pesar de recoger esta novela, como no podía ser menos, esa terrorífica ejecución que sin duda se erige como ejemplo máximo de lo verdaderamente dura y horrible que fue aquella etapa de nuestra historia, Marcelino Izquierdo deja abiertas algunas puertas a la ilusión, a la esperanza y a la vida. Tal vez porque a otro de sus personajes reprimidos le permite escapar cogiendo un tren salvador, cambiando de este modo el guión de otra magistral película sobre aquellos tiempos que participa también en el libro: Calle Mayor de Bardem. Aunque no es misión del crítico destripar la novela a los lectores, quiero tan sólo recomendarles, y con entusiasmo, que no dejen de leerla.

ÁNGELES PRIETO BARBA
Reseña exclusiva para LA RONDA DEL LIBRO  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTE BLOG ASPIRA A SER UN LUGAR DE INTERCAMBIO DE IDEAS ENTRE INTERLOCUTORES QUE SE EXPRESAN EN IGUALDAD DE CONDICIONES. POR TANTO, NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS ANÓNIMOS.